Viendo con ojos de fe

Categories: Ana María Fernández,Reflexión Pastoral

ana-maria-publicacionPor: Ana María Fernandez
Pastora Ejército de Oración

Una de nuestras más grandes necesidades es tener nuestros ojos abiertos a las realidades espirituales. Si sólo vemos con los ojos de la carne, nos hallaremos continuamente decepcionados y desanimados. Si podemos aprender a ver con los ojos de la fe, seremos renovados y revitalizados.

Antes de que El Señor abra los cielos, primero debe de abrir los ojos de Su pueblo, como lo hizo antes con Agar, que estaba clamando a Dios, pero por tener cerrados los ojos no podía ver el pozo que estaba cerca de ella (Génesis 21:17-19) de la misma forma que lo hizo con Giezi, el criado de Eliseo que miraba al ejército de los Sirios por lo cual tuvo miedo, pero el profeta oró para que sus ojos espirituales fueran abiertos y pudo contemplar la multitud de gente de a caballo y carros de fuego que estaban protegiendo a Eliseo (2 Reyes 6:14-17). Jesús le abrió los ojos al ciego de nacimiento, cuando le untó lodo en los ojos y le dijo que fuera al estanque de Siloé, que significa ENVIADO. Oro que esta palabra de Keith Miller abra los ojos de nuestro corazón para que venga el Espíritu de sabiduría y revelación. (Efesios 1:17-18)

Deja un comentario