Una vida de servicio

Categories: Directores Orellana,Reflexión Pastoral

bayron-orellana-publicacionPor: Bayron Orellana
Director CASA

Dios nos ha diseñado para que vayamos en todo lugar marcando una  diferencia, dejando una huella con nuestra vida, digna de imitar, así como lo hizo Jesús.   Fuimos creados para añadir vida, para ser fuente de bendición, fuimos comprados por amor, para toda buena obra y aunque fue por su gracia inmerecida, Él espera encontrar en nosotros el agradecimiento que provoque la retribución de todo lo que hemos recibido de Su mano. ¿Te has preguntado alguna vez porque Dios nos eligió entre tantos millones de personas?

Al contestar esta pregunta, nosotros debemos llegar a comprender que  somos elegidos, con un llamado y  propósito especial… Él anhela que cada uno de nosotros seamos sus representantes en la tierra para que su nombre sea glorificado por causa nuestra… Y nuestra tarea es sencilla pues todo tiene que ver con el servicio al prójimo… Tiene que ver con que podamos despojarnos, de la manera que lo hizo Jesús, para dar nuestra vida en servicio por otros.  Que seamos capaces de distinguir  la necesidad y ofrecernos para tomar la toalla y “lavar” los pies con amor y humildad (Juan 13:1-20).

Este  acto que nos relata la palabra como ejemplo perfecto de  servicio,  nos muestra no sólo sus características  tales como  humildad, decisión, compromiso, amor, sino que también nos habla del ministerio al que fuimos llamados cuando sirviendo a otros encontramos la limpieza, la pureza, y establecemos en otros,  el ministerio que libera y que inspira para que sigan el ejemplo del Maestro y sirvan a otros.

Jesús nos dio un gran ejemplo con su vida cuando le vemos practicar el servicio hacia sus semejantes. Él desea que  aprendamos de Él y le sigamos de corazón y por amor. Quiere prepararnos, capacitarnos y llevarnos a donde Él desea para que podamos fluir en  el don del servicio, porque él sabe cuáles dones y talentos nos han sido dados.

Hoy solamente debes decirle que deseas hacerlo de corazón, pero que si hay algo que lo impida, pídele que quite ese obstáculo. Dios quiere que sepas que eres útil para su reino porque desde la fundación del mundo, Él te escogió y está esperando que sigas su ejemplo.

Deja un comentario