Una nueva forma de vida

Categories: Pastores Solares,Reflexión Pastoral

Por: Pastor Gustavo Solares

Una nueva forma de vida…

La vida del creyente debiera de manifestarse de manera distinta a lo que hoy por hoy podemos ver. Siempre me ha impresionado conocer las abundantes promesas de Dios para nosotros, sus hijos; mismas que nos garantizan una vida llena de Su gloria, una vida transformada. Cuando encontré el significado de la palabra promesa, me asombre aún más, pues el diccionario expresa que una promesa es el acto y expresión con los que una persona asegura o promete que va a hacer una cosa. Leamos, pues, juntos que es Dios quien ha decretado para nosotros promesas maravillosas que Él asegura que va a cumplir, ¿por qué entonces nosotros vamos a despreciarlas?

Pero venga conmigo y conozcamos algunas de ellas:

1. Él promete que va a estar con nosotros siempre.
Mateo 28:20 dice “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el FIN DEL MUNDO.” (énfasis añadido). Iglesia, es tiempo de despertar, de vivir de una manera diferente, Él promete que estará con nosotros SIEMPRE, y así como no necesitamos ver el aire para saber que existe, así podemos sentir y experimentar la presencia de Dios. Prueba quedarte un instante sin respirar…

2. Él promete que nos va a guardar de todo mal.
Así dice Su palabra: “Jehová te guardará de todo mal; él guardará tu alma.” (Salmo 121:7). Recordemos, pues, ¿quién es el quien nos guarda. El mismo creador del universo nos protege, nos acompaña en nuestro caminar y Su palabra afirma que aunque andemos en valle de sombra de muerte, no debemos de temer, pues Él estará con nosotros.

En 2 Corintios 1:20 encontramos una declaración sorprendente. La palabra de Dios nos enfatiza que “todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” En otras palabras, cada promesa que durante la historia Dios ha hecho al hombre, sigue vigente, porque Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Amén.

Deja un comentario