Sacerdocio y Adoración

Categories: Daniel Hernandez,Reflexión Pastoral

daniel-hernandez-publicacionPor: Daniel Hernández
Director Artes El Shaddai

La adoración profética es una adoración que trasciende en todo lugar. Está destinada no solamente a los servicios congregacionales, sino su trascendencia debe ser principalmente en nuestro hogar.

Al hablar de adoración como un estilo de vida, es inevitable darnos cuenta que el tiempo ha llegado en el que los padres de familia nos debemos levantar en nuestras casas como sacerdotes; llevar a nuestras familias a un nivel superior de presencia de Dios, en donde edificamos el hogar e instruimos a los nuestros bajo la cobertura del Padre.

Es en este tiempo en donde cada adorador se levanta para establecer una cultura de adoración a su alrededor y libera la porción de la gloria de Dios que está en él, para traer liberación a los que le rodean, generando así una familia sacerdotal en la cual se derrama la Gloria de Dios.

“Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. Pues esto se encuentra en la Escritura: He aquí, pongo en Sion una piedra escogida, una preciosa piedra angular, y el que crea en él no será avergonzado (1 Pedro 2:5-6)”

Cada uno de los integrantes de nuestras familias somos piedras vivas y al unir nuestra adoración que da gloria a Dios, es recibida como sacrificio aceptable ante Dios y se logra traer el cielo a la tierra por medio de la base, la piedra angular que es Jesucristo. Busquemos día a día ser adoradores en espíritu y en verdad.

Deja un comentario