Es necesario vivir junto a Dios

Categories: Reflexión Pastoral

scamargoPor: Sergio Camargo
Pastor Adultos y Matrimonios

Hebreos 11:6

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

 

Para vivir junto a Dios, lo primero que debemos hacer es acercarnos a Él, ante esta afirmación posiblemente surgen estas preguntas ¿Cómo me acerco a Dios? ¿Qué beneficios trae a mi vida?

En Éxodo 3:5 Dios le dice a Moisés que el lugar de su presencia “es tierra santa”, entendiendo que para estar cerca de Dios debemos estar lejos del pecado, y esta capacidad no viene de nosotros ya que es la sangre de Cristo la que nos limpia y nos da poder para vivir en Santidad (Romanos 8:3-4).

Acercarse a Dios requiere confianza, el apóstol Pablo le aconseja a los hebreos que cuando se acerquen a Dios lo hagan “confiadamente”, de modo seguro y determinado, o como se diría de una forma más coloquial “ojos cerrados” (Hebreos 4:16).

Es necesario que nos acerquemos a Dios de corazón sincero. Debemos reconocer que Dios nos conoce mejor incluso que nosotros mismos, así que “acerquémonos con corazón sincero”, veraces, exentos de hipocresía o simulación (Hebreos 10:22), seamos transparentes con Él.

Acercarse a Dios genera bienestar integral para mi vida como lo reconocía David en el Salmo 73,  bienestar emocional, espiritual, material, físico, económico, etc.

Hay una hermosa promesa de Dios: “Si nos acercamos a Él, Él se acercará a nosotros” (Santiago 4:8). Acercarme a Dios y vivir junto a Él me dará como resultado tener comunión con Él.

Deja un comentario