¡El ejemplo de una vida vale más que mil Palabras!

Categories: Pastores Pereira,Reflexión Pastoral

me-pereira-publicacionPor: María Emilia Pereira
Pastora de Niños

Lo que los hijos han visto en el hogar durante sus vidas y las expresiones de afecto que han recibido de los padres en sus diversas formas, van a determinar fuertemente su forma de actuar y de valorar lo que vean y escuchen de otros.

Ellos deben de saber que son personas, con la capacidad de dar y recibir amor durante toda su existencia.
Las normas de Dios para el comportamiento sexual proporciona un ambiente sano para educar a nuestros niños.

Dios creo al hombre y a la mujer, y ya que creo al hombre y a la mujer también creo nuestra sexualidad, es por eso que los niños necesitan saber que la sexualidad es idea de Dios.

El plan de Dios, es que todo niño reciba el cuidado cariñoso y el amor de un hombre y una mujer que se aman exclusivamente, y están comprometidos el uno con el otro de por vida.

Esto por supuesto, no deja a un lado a los padres solteros, viudos o separados aunque el núcleo social que ha demostrado ser el más exitoso en asegurar la supervivencia física y en promover el desarrollo social y sexual del niño es en sí la FAMILIA.

Deja un comentario