La Oración

La oración personal nos lleva a la comunicación íntima con Dios y por consecuencia a conocer el corazón misericordioso de un Padre que nos enseña a interceder por la necesidad de nuestro hermano o hermanos.

Nuestro propósito es orar e interceder por sus necesidades, animarle, capacitarle y equiparle para que desarrolle una vida de oración.

Deseamos invitarle a que se una a nuestros grupos de oración y que a través de la intercesión apoyemos a las distintas actividades de la iglesia.

Queremos que sea parte del ejército de personas entendidas en guerra espiritual, para que trabajemos en armonía con las estrategias que Dios tiene para el avance de su Reino, como lo es levantar una cubierta de oración, en el que quede establecido que la oración es clave para el avivamiento.