El que tiene el don de enseñanza se dirige al cerebro de sus oyentes; en cambio, quien tiene el don de exhortación se dirige a su corazón. No es tanto el contenido de una enseñanza que el exhortador quiere comunicar, sino más bien cómo ese contenido puede ser usado de manera eficaz en la vida de las personas.
Cada uno de los dones puede enseñar, pero quien tiene el don de exhortación es el maestro más interesante y ameno. Todos sus esfuerzos está dirigidos a edificar y animar a otras personas. Hubiéramos podido llamar a esta persona “el que anima”. De hechos, la palabra griega parakleis significa “una llamado a estar junto a otro para ayudar” denotando tanto exhortación como ánimo.

Características del Don de Exhortación:

•Le gusta animar a otros que vivan victoriosamente.
•Comprometido al crecimiento espiritual.
•Capaz de ver la raíz de problema.
•Da esperanza para soluciones.
•Capaz de ver problemas como ventajas.
•El deseo de ser transparente.
•Gana la sabiduría por las experiencias.
•Deseos de compartir cara a cara.
•Prefiere aplicar verdad más bien que investigarla.
•Le gusta prescribir pasos exactos de la acción para ayudar a crecimiento personal.
•Anima a otros que desarrollen los sus ministerios personales.
•Encuentra verdad en experiencia y vitalidad con las Escrituras.
•Dejara el asesoramiento personal si no hay ningún esfuerzo de cambiar.
•Ve pruebas como oportunidades para crecer.
•Acepta a gente sin juzgarlas.
•Toma decisiones fácilmente.
•Desea aclarar problemas con otros rápidamente.
•Espera mucho de si mismo y de otros.
•Necesita sugerencias de otros para ideas y pensamientos

Problemas del Don de Exhortación

•Tiende a interrumpir a otros en impaciencia para ayudar.
•Puede ser “preciso y seco” en prescribir pasos de acción para ayudar.
•Es persistente en opiniones.
•Orgulloso de resultados visibles.
•El comienzo lo proyecta prematuramente.
•Comparte ilustraciones privadas.
•Fija metas poco realistas.
•Se rinde con personas que no colaboren.

Exhortadores Bíblicos

•Silas: Hechos 15:22-40; 16:25; 17:4, 1 Pedro 5:12.
•Tito: 2 Corintios 2:13; 7:6, 13-14; 8:6-23; 12:18; Gálatas 2:1, 3:2; 2 Timoteo. 4:10.
•Aarón: Éxodo, Levíticos, Números.
•Barnabas: Hechos.
•Jesús: Mateo 5-7; Lucas 6:27-35; Juan 18:37, Marcos 12:42-43, Juan 15:13.