Quien tiene el don de administración ja nacido para ser líder. Surgirá como líder tan seguramente como lo hizo José, nuestro ejemplo bíblico.
Hubiéramos podido utilizar otras palabras para este don: facilitador, organizador, director, líder, superintendente. De acuerdo con el diccionario Strong, en el griego la palabra es proistemi, del verbo “pararse ente” o “presidir”

Características del Don de Administración

•Se motiva altamente para organizar en lo que él es responsable.
•Prefiere estar bajo autoridad para tener autoridad.
•Asumirá responsabilidades si no existe ninguna dirección o líder.
•Goza el trabajar en metas y proyectos de largo alcance.
•Puede ver el proyecto acabado.
•Tiene celo y entusiasmo en todo lo que este involucrado.
•Está dispuesto dejar a otros recibir el crédito para conseguir que el trabajo sea hecho.
•Escribe constantemente notas a si mismo.
•Goza el trabajar y el estar alrededor de la personas.
•Necesita lealtad con los asociados.
•Hace que los trabajos parezcan fáciles.
•Mucha alarma en los detalles.
•Capaz de ser decisivo.
•La terminación implica limpieza.
•No tomará responsabilidad a menos que le sea delegada por los que están en autoridad.

Problemas del Don de Administración

•Se molesta cuando otro no comparte la misma visión o meta.
•Desarrolla actitud de ser cerrado para evitar ser una blanco para la crítica.
•Puede caer en “usar” a la gente para lograr sus propias metas.
•Tiende a aislarse y descuidar necesidades personales y de la familia.
•Empuja proyectos delante de la gente.
•El no poder explicar o elogiar.
•Pierde interés en trabajo, una vez que esta terminado.

Administradores Bíblicos

•José: Génesis. 30-40.
•Nehemías: Nehemías. 1-7.
•Débora: Jueces 4-5.
•David: 1 SAM. 16-31, Reyes 1 1-2, 1 Crónicas. 10:13-30.
•Santiago: Mateo. 13:55; Marcos 6:3; Hechos 12:17, 15:13, 21:18; 1 Corintios 15:7; Gálatas 1:19.
•Jairo: Mateo 9:18, Marcos 5:22-43, Lucas 8:41-45.
•Jesús: Marcos 9:2, 3:13-14; Lucas 10:1; Hebreos. 12:2; Mateo 28:18, 10:5-8.