Categories: semana-libertad

D5
Oración: Padre nuestro que estás en los cielos, gracias de damos por el pan nuestro de cada día. Gracias
porque tus misericordias son nuevas cada mañana. Te agradecemos por tu protección divina y por
proveernos de un trabajo para que como dice la Escritura, comamos del fruto de la obra de nuestras manos.
Hay agradecimiento en nuestro corazón y reconocemos que Tú abres Tu mano y nos colmas de bendiciones
cada día. Hoy deseamos compartir con nuestros vecinos y repartir porciones de alimento físico y espiritual.
Llénanos de favor y de tu gracia para que sus corazones estén dispuestos a recibir de nuestras manos, lo que
proviene de Ti. Gracias, Señor.
Acción: Tome cada uno su mejor porción de alimentos de este día y comparta con el vecino o con el
necesitado. “…partas TU pan con el hambriento…” Isaías 58:7

Deja un comentario