Categories: semana-libertad

D3
Oración: Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los
reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra. Abre hoy mis ojos y mis oídos espirituales porque no hay nada
oculto que no haya de ser descubierto, ni escondido que no salga a la luz. Así como oré para que Tú, Señor,
limpiaras mi corazón, hoy te pido que mientras limpio mi casa, Tú me hagas notorio aquello que no te da honra y
gloria para deshacerme de eso. Deseo y quiero limpiar el lugar de tu habitación de todo tipo de levadura que
represente pecado y poder llamar a mi hogar como Tú expresas en tu Palabra: Mi casa será llamada casa de
oración. Ven Espíritu Santo.
Acción: Destruya todo aquello que El Señor le muestre que no le da honra a Él. Todo lo que “no le dé paz”

Deja un comentario