Categories: semana-libertad

D2
Oración: Dios nuestro, Tú que eres omnipresente y omnisciente y que conoces mi corazón, te pido que lo examines y
que me muestres lo que encuentres en él que te produzca tristeza. Mira si hay en mí camino de perversidad, guíame en
el camino de tus mandamientos. Que mi corazón anhele tu Palabra y tu verdad. Lámpara es a mis pies tu Palabra y
lumbrera en mi camino. Decido no conformarme a este siglo sino transformarme por medio de la renovación de mi
mente, emociones y voluntad para comprobar tu buena, agradable y perfecta voluntad. Sé que los planes que tienes
para mí son siempre planes de bien para un futuro mejor y una esperanza en Ti. Que así sea.
Acción: Arrepiéntase de sus pecados y conese delante del Señor de toda acción, hecho, pensamiento, que el Señor le
muestre que no está de acuerdo a Sus Mandamientos.

Deja un comentario